domingo, 20 de noviembre de 2011

Historia 5 "La energía, el motor de mi vida"



¿Por qué hay días que me levanto con una energía que me permite estar con los cinco sentidos a pleno rendimiento, siendo más consciente de todo lo que hago y otros días no?

Me encanta levantarme por la mañana sintiendo esa energía que me corre por la venas, teniendo ganas de aprovechar cada minuto del día al máximo. Me encanta tener esa fuerza interior que me empuja a estar activo. Cuando me meto en la cama por la noche, quiero tener la sensación de que he sacado el máximo partido al día.

Sin embargo, cuando me levanto sin energía me pasa todo lo contario; estoy perezoso, desganado, el día pasa sin darme cuenta, lo desaprovecho, mi rendimiento baja y, lo más me preocupada, dejo de tener ese empuje por aprender más de cada cosa.

Ahora bien, llevo mucho tiempo preguntándome cuál es o cuáles son las razones que determinan qué tipo de día me espera. Creo que está relacionado con los diferentes aspectos:

El descanso. Dormir las suficientes horas al día puede estar estrechamente ligado con la energía que tengo para afrontar el día. Aunque sea consciente de la importancia de descansar bien, a día de hoy, sigo sin saber cuántas horas son las óptimas. Pienso que dormir 8 horas es más que suficiente. Ciertas personas pueden dormir 6 horas o incluso menos y estar descansadas. Les envidio. Me encantaría poder dormir 6 horas y estar con las pilas cargadas. También es importante tener un horario fijo y no variarlo mucho. Me cuesta mucho acostarme a la misma hora todos los días, siempre surge algo, en el momento menos esperado y, desgraciadamente, casi nunca relacionado con lo que tú y yo sabemos. En Madrid dormía profundo, pero aquí, entre los ruidos, los golpes, la fauna y los rezos, me despierto cada dos por tres. ¡Creo que el nene de la foto no ha descansado bien!

La dieta. Una dieta sana es clave para tener energía a lo largo del día (o por lo menos eso es lo que dicen científicos al respecto). Yo todavía estoy tratando de descubrir qué alimentos me ayudan a estar más despierto. Asimismo, procuro no comer nada dos horas antes de meterme en la cama para acostarme con la digestión hecha. Aquí en Hyderabad trato de comer mucha fruta. Aún así, sigo comiendo demasiada cantidad de comida: ¿Cómo lo voy a evitar con lo deliciosa que está? ¡Plátanos que no falten! 

El tiempo. Obviamente un día soleado favorece y ayuda a estar más activo. Cuando estaba en Alemania, era deprimente levantarme un día tras otro y ver el día nublado. Trataba de tomármelo lo mejor posible. Pero, sinceramente, no tiene ni punto de comparación con levantarte por la mañana, asomarte por la ventana, ver la luz del sol y sentir que la temperatura es idónea para salir con una camiseta de manga corta. Aquí el tiempo es magnífico, ahora mismo estoy con el ordenador, sentado en un puf, en la puerta de la casa, en pantalón corto y sin camiseta, con una temperatura ideal. ¡Y ayer estaba en la ciudad viendo este atardecer!



La salud. Desde hace tiempo tengo el hierro bajo y creo que puede ser la clave de tener esa sensación de cansancio sin razón alguna. Qué importante es la salud. Tengo que empezar a tomarme otra vez las pastillas, además de acompañarlo con el plátano y las espinacas de Popeye. Colgaré una receta de Curry con crema de espinacas pronto para que todos aquellos que sufran el mismo problema. ¡Como nos dice el niño con su gesto en la foto, la salud tiene que estar "Perfecta"!

La pasión. Hay días que he dormido menos, que me levanto cansado, sin esa energía de la que tanto me gusta gozar. Sin embargo, cuando voy al colegio, entro en la clase, y todos los niños me miran y me sonríen, recupero la energía instantáneamente. Hasta que no salgo del colegio, el cansancio no se vuelve a apoderar de mí. ¡Qué importante es disfrutar de tu trabajo y a lo que te dedicas! Obviamente pasa lo mismo a la inversa. Recuerdo cuando tenía que ir a trabajar a la empresa y hacer algo que no me gustaba. La  energía se me agotaba a la hora de llegar a la oficina. Lo siento pasados jefes, pero es la verdad. ¡Que pasión tienen mis nenas y nenes cuando estoy con ellos en clase!



El estado de ánimo. Estar de buen humor, es como una inyección de energía. Hay días que, sin saber por qué, estoy de mejor humor.  Veo todo de una manera mucho más positiva y eso me hace tener más fuerza para afrontar los altibajos del día. Por ejemplo mis peques me hacen estar de mejor humor porque disfruto mucho estando con ellos. ¡El pequeño de la foto siempre está sonriendo!

Otras personas. La energía que transmiten las personas lo es todo. Cada vez me doy más cuenta de lo importante que es rodearme de personas que tienen pasión y viven la vida con una sonrisa en la cara. Cuánto puede influir estar con una persona que desprenda alegría. Hoy, por ejemplo, me he levantado y antes de empezar el día he estado hablando con mi prima que me ha transmitido toda su energía desde Colombia. Increíble. También los niños me transmiten una energía muy positiva. Lo siento según entro en la clase.

Siempre trato de tener en la mente un libro que leí, “The last Lecture” de Randy Pausch. Un hombre que tras diagnosticarle un cáncer de páncreas, le dieron unos meses de vida. Este relata lo importante que es aprovechar todos y cada de los días de nuestras vidas porque nunca sabes en qué momento se te puede acabar. Desde luego, un ejemplo a seguir. Os recomiendo el libro y, si os da pereza, en youtube también hay una ponencia suya antes de fallecer.

La energía, el motor de mi vida.

3 comentarios:

  1. Qué razón tienes, ya lo decía Emilio Duró, "el que tiene cara de cabrón, es que es un cabrón, y el que la tiene de buena persona es que es buena persona", es clave el intentar rodearte de gente alegre que te transmita energía positiva y no como algunos que simplemente te la absorben.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razon.. pero como bien estuvimos hablando... a veces sin saber exactamente porque te pilla un dia un poco malo y encima parece que los planetas se alinean para acabar contigo y se te juntan mil cosas y se te ocurren mil problemas que antes nisiquiera habias visto... pero bueno! yo creo que la mente tiene un poder incalculable y por supuesto existen factores externos que influyen en tu humor y energia diarios pero la mente a veces nos juega malas pasadas y nos hace estar un poco mas desanimadillos! pero bueno!! son cosas por las que pasamos todos y más en situaciones tan diferentes como las que estamos viviendo... pero acuerdate de todas esas veces que incluso estando en casa y teniendo "todo" lo que necesitas, tambien hay dias que te levantas con el pie izquierdo... es solo un dia mas! y sabes que al dia siguiente te volveras a levantar con la misma fuerza e ilusion que te caracteriza! Asi que ANIMO! y sigue asi, con esa energia y esas ganas de comerte el mundo que tanto dicen de ti! Y disfruta incluso de los dias mas dificiles, que al final son de los que mas aprendes! un beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. prima siempre esta ahi para transmitirte todo el positivismo del mundo... prima te echa tanto de menos que es casi como si se hiciera diminuta y se metiera en tu iris! hahah mucho amor primo y muchos besos xx

    ResponderEliminar